Inegal






Desigual.
Que no es igual.
Distinto.
Raro.

Si, definitivamente con este look me he vuelto loca. Y la culpa la tiene esta chaqueta de la marca Desigual de la que me enamoré nada más verla hace casi dos temporadas. Y por fin -gracias, tía Juani y  gracias Adri♥- ¡es mía!
La verdad es que de por sí la chaqueta dice mucho, sin necesidad de ningún otro complemento -en mis RRSS pudistéis verla con un total black-. Pero me apetecía algo diferente que siguiese ese estilo boho.
Por ello, rescaté el vestido de volantes en tono rosa empolvado que ya habéis podido ver aquí. El entorno de las ruinas de la Granja, en las Salinas de Vilaboa, ayuda a destacar las tonalidades de los bordados de la chaqueta.
A priori el calzado pensado para este look no eran las botas de agua pero el tiempo no me dejó otra opción. Y la verdad, contando que en Galicia son un calzado imprescindible nunca está de más experimentar con ellas, creando outfits alternativos que nos permitan adecuarnos a ese elemento acuoso sin dejar de ser chic.
El maquillaje escogido para esta ocasión: tonalidades en rosas y marrones, marcando la línea del ojo apenas con un lápiz en color topo.
Feliz domingo!


Pics📷: Iria






Chaqueta /jacket: Desigual



0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total