Chinois.



"No te puedes llamar una verdadera Geisha hasta que no golpees a un hombre con tan solo una mirada".

Si hay algo que siempre me ha llamado la atención son las culturas asiáticas: la china y la japonesa. Por su comida, sus costumbres, su manera de ver la vida. Desde que tengo uso de razón he saboreado de mano de mi padrino platos de origen chino como las setas con bambú, el wok de verduras, el cerdo agridulce y los noodles tanto de huevo como de arroz; me he criado con películas de dibujos japoneses (entre ellas Totoro). Me leí la novela Memorias de una geisha no sólo porque todo el mundo hablase de él, sino por el afán de conocer a aquellas bellas mujeres que desde tiempos inmemoriales perviven en la cultura japonesa.
Esta semana en China se ha celebrado el año nuevo chino. Por ello decidí, aprovechando también los carnavales, impregnar el blog de un aura asiática esta vez en compañía de mi hermana pequeña, a la que ya habéis visto por aquí anteriormente ya que ambas a pesar de llevarnos doce años coincidimos en el signo del horóscopo chino: la cabra (1991, 2003).
Este es nuestro año ;)
¡Feliz año de la cabra!

Disculpad el poco número de fotos pero las inclemencias del tiempo y la cámara se volvieron en nuestra contra.

                      

-Patricia-
vestido / dress: vintage
sandalias / sandals: Zara.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total