Masque.


La llama de las velas parecía bailar al son de la música. Las parejas danzaban en el gran salón, las femeninas faldas arremolinándose alrededor de las piernas con cada giro, interrumpidas solamente por algún perdido y aislado pisotón.
ÉL esperaba, apoyada su espalda contra una de las columnas de estilo corintio que sostenían aquella estructura, su mirada, impertérrita, sobre la entrada.
Las puertas se abrieron. El chambelán golpeó el suelo de mármol con su bastón tres veces.
-Lady (…) –su voz resonó en un eco por toda la estancia.
El apellido irreconocible para él; falso, sin lugar a dudas. Un simple pase de acceso al baile al que, de otra forma, nunca habría sido invitada.
ELLA  bajó los escalones, sin dejar de observarle, sonriente, sus ojos cubiertos por una máscara de encaje negro. La tenue luz de los cirios se reflejaba en el terciopelo color noche de su vestido. Elegante, segura de sí misma, blanco de todas las miradas, recordaba a Odile en la escena del baile del Lago de los cisnes de Tchaikovsky.
La tomó de la mano, antes de que nadie pudiera soñar siquiera solicitar un baile. Sintió un escalofrío cuando sus miradas se encontraron; ojos azules, fríos como el hielo bajo a ornamentada máscara. La tomó de la cintura y se perdieron entre el resto de parejas danzantes.
Si pienso en encaje, inmediatamente lo relaciono con Venecia. Si tengo que pensar en una firma, pienso en D&G que ha elevado a la máxima expresión de la elegancia este tipo de tela cuyo origen fueron camisolas íntimas para la mujer y puños y cuellos de camisas de hombres nobles.  Esta temporada lo hemos podido ver asomando del interior o del simple detalle a resplandecer en vestidos, camisetas y zapatos.
El look de hoy lo elegí para dar un paseo dominical por el monte en compañía de mi pareja y unos amigos: un vestido camisero cuya tela recuerda al tejido vaquero, unas alpargatas inspiradas en las de la Maison Valentino; y como toque de color, mi bolso amarillo neón. Mirándome al espejo, faltaba algo. La guinda del pastel fue un sombrero de ala de ancha de paja.
El maquillaje, simplemente un delineado negro. 


                        
                        



Bolso/Bag: Bimba & Lola.
Sombrero/Hat: mercadillo.



2 comentarios:

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total