Haute Couture.



-¿Queda muy lejos la casa de la señora marquesa? -preguntó zar a ette, mientras ella y tía Manola recorrían las calles de la capital madrileña. Llevaba el vestido de los domingos, reservado para ir a misa o fiestas importantes y medias nuevas, sustituyendo a las plagadas de zurcidos, que solía llevar a diario al colegio. Había ido a comer con sus tías tras ir a misa con sus padres y su hermano. La tía Manola había recibido una llamada en el momento de la sobremesa, para que llevase el encargo a casa de su nueva clienta y Juliette, solicitó acompañarla, ansiosa por conocer a aquella marquesa española de la que tanto habían hablado en el transcurso de la comida.
-Paciencia, Juliette; ya queda poco -contestó la Tía Manola, sin dejar de observar la numeración de la calle-. Mira, ahí es -señaló como pudo, mientras sujetaba el paquete que había portado todo el camino desde casa. Juliette abrió la boca asombrada por el edificio que se erigía ante ella en la calle de enfrente: la fachada de un precioso palacete, sito en la calle Martínez Campos de Madrid. 
Doña Carmen giró sobre si misma sin dejar de observar su reflejo en el espejo. Juliette miraba maravillada el vestido, en silencio,  mientras su tía hacía los últimos retoques al bajo.
De vuelta a casa, Juliette alabó el trabajo de su tía.
-Creo que ha sobrado suficiente para poder hacerte un vestido a ti.
La semana pasada comenzaban los desfiles de Haute Couture en París, dejándonos un sinfin de outfits de street style en las redes sociales y webs de moda, tanto de reconocidas it girls como de anónimas. Y en estos desfiles en la capital de la moda pensé nada más ver este vestido de lana, de estilo camisero y estampado checked. Digno, sin  duda, de un evento de estas características.
La combinación, unos salones mostaza adquiridos en un viaje a Barcelona tras una larga e infructuosa  búsqueda en Galicia. Y un bolso acolchado negro, regalo de mi chico por nuestro primer aniversario. El vestido no necesita más complemento, ya que lo dicen todo su original forma y los vibrantes colores del estampado de cuadros.
Como maquillaje, sombra marrón natural, eye liner y labios rojos, el tono Coromandel de Chanel. 







 

vestido/dress: vintage.
bolso/bag: local store.
zapatos/shoes: Zara.

8 comentarios:

  1. Esos zapatos son pura vida, son tan bonitos!!! El vestido te quedo genial y tu estas guapísima. Escribes de maravilla...sólo un pero!! El bolso no me convence para ese Look...sobre todo para ti, lo veo muy formal y tu eres tan jovencita...seguro que ese bolso en otro contexto me encantara...pero como el Look tiene un pto serio...mejor un bolso más informal jaja. Pero no me hagas caso...sabes que estoy un poco loca jaja. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Omaira, tienes mucha razón. El vestido es serio y el negro lo hace aun mas austero, pero no encontraba un bolso que me casara con el tono de los zapatos y mantuviese el protagonismo del vestido. Todo es probar; y tengo aun mucho que aprender. Y las criticas, constructivas, siempre se agradecen. Un beso y gracias por comentar :)

      Eliminar
  2. opino igual, a lo mejor un bolso más grande, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es otra opción, anónimo. Gracias por tu aportación; aunque el limite que me impuse era dejarle todo el protagonismo al vestido y no encontraba el adecuado que armonizase además con el tono de los zapatos.

      Eliminar
  3. Es un vestido bien hecho y se le nota. Te queda como un guante. Y me gusta como combina con los zapatos.
    Una delicia de relato. Me encanta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curra, el quedar como un guante tuvo truco, ya que en realidad en origen el vestido no era mi talla, pero me enamore y gracias a las manos de la modista me queda así de ajustadito. Cuando lo compre pensé enseguida en estos zapatos, pero no había manera de encontrarlos. Aparecieron en el Zara de Paseo de Gracia, el tercero por el que pasaba, pero el único en el que entre. Y allí estaban, en una estantería, solo este par y en mi numero. Felicidad absoluta! Me alegro que te guste la historia, tiene su trasfondo veridico aunque me he tomado ciertas licencias literarias. Un beso enorme!

      Eliminar
  4. Qué bien te queda ese vestido, es precioso.Los zapatos son una maravilla que no encontré jaja. Y lo que te dicen del bolso pues si podría quedar bien uno grande incluso yo le meteria uno rojo..aunque ya sé que mucho contraste con el amarillo de los zapatos. Pero el que has elegido es verdad que le da el protagonismo al vestido y no a los complementos
    Un besazo guapa
    Gema
    http://brujuladeestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. El vestido es una pasada en cuanto a moda se refiere, y tu eres tan guapa y tan linda que le das juventud. Yo también me vestía de más mayor a tu edad, y ahora hago todo lo contrario. Es ley de vida. Si sigues el consejo de Omaira estarás perfecta. Es mi humilde opinión. Te aprecio un montón y sólo te deseo que seas feliz vistiendo o haciendo lo que quieras hacer!! Besos

    ResponderEliminar

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total