Écossaise glace


Hay días en que te levantas más fuerte, más atrevida y sientes la incontrolable necesidad de experimentar con la moda, con tu personalidad, creando combinaciones que si alguien que te conoce estuviera contigo en ese momento que eliges las prendas de tu armario o vestidor diría: "¿En serio vas a salir así?". Pero cuando estás convencida y te sientes bien, da igual lo que piensen o digan. Lo que importa es esa imagen que te devuelve el espejo y que aceptas en tu mente. Y para mal o para bien eres el blanco de las miradas. Sonríes.
Hace unos meses os mostraba una sesión en este mismo espacio, El Pazo de Oca (podéis recordarlo aquí). En el primer caso os mostraba un look de viaje, desenfadado y cómodo y más fresquito que el que os enseño en esta ocasión. 
El fin de semana del que datan las instantáneas fue muy frío, por lo que era imposible encontrar a priori un look apto para viajar, y que además, fuese algo especial para poder mostraros en el blog. La luz de las fotos es espectacular, nos hizo un día magnífico pero... como digo, hacía un frío terrible (y esa humedad tan característica de Galicia). 
Cuando pienso en qué ponerme valoro varios factores: el lugar al que me dirijo, el tiempo que hace en ese momento, qué quiero expresar con mi look según el estado de ánimo con el que me levanto esa mañana. Soy una persona muy friolera y la Estrada, donde se ubica el pazo no es un lugar precisamente caracterizado por sus altas temperaturas en un fin de semana donde la constante era el termómetro acercándose peligrosamente a los cero grados. 
Aprovechando la tendencia de este año de llevar vestidos combinados con pantalones opté por este vestido de inspiración YSL y sobrepuesto un jersey negro con  lentejuelas bordadas, creando la impresión de una camisa larga. El punto de color lo ponen el bolso de Purificación García en color amarillo y la boina escocesa que me trajeron mis tíos de su viaje a Londres (y que tenía que aparecer si o si en el blog). Para el calzado opté por mis sneakers inspiración Lanvin de Bimba & Lola, que precisamente adquirí para un viaje que hice a Barcelona hace unos años. Son cómodas, tienen ese punto chic y un plus añadido, que es el forro de borreguillo interior. 
Y como accesorio a destacar mis pendientes y forma de cruz para darle un punto punk
Si, llevaba capas y capas: medias bajo los pantalones, un jersey fino bajo el jersey superior... os juro que no me sobraba nada. Como prenda exterior, mi abrigo negro largo y una estola de pelo. 
El maquillaje rápido y apto para todo el día: un smokey en un tono marrón chocolate metalizado y labios rojos. La manicura en tono verde oscuro. En el pelo, una trenza de raíz y un lazo rojo para continuar con esa idea escocesa que se desprende del vestido y la boina. 
A pesar del frío se puede ser chic, sin morir en el intento. 
Un beso.

Fotos Iria, del blog Iriabecolorfullphotos.  












Boina / Beret: Portobelo, Londres
Estola / faux fur neck: Zara (sales)
Vestido tartán / Tartan dress: Zara (old)
Jersey de lentejuelas / Sequin sweater: Zara (old)
Sneakers: Bimba & lola (old)


4 comentarios:

  1. Me chifla como has añadido la boina a tu look impecable
    http://www.sweetcarolblog.com/2016/01/belgica.html?m=1

    ResponderEliminar
  2. Esta combinación de prendas resulta muy estilosa y original... Me encanta, Patricia!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Te queda muy bien Patricia. TE da un aire entre viajero y británico muy favorecedor y con el vestido asomando por debajo del jersey resulta muy moderno.
    La boina te sienta de cine y el contraste entre el negro y los colores está de lo más logrado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total