Solitaire en solitude.



Una maleta, espacio límite y una infinidad de prendas, objetos y recuerdos que desbordan su área dónde debo incluir cosas pertenecientes a un pasado que me ayuden en la tarea de crear un futuro en un lugar nuevo, desconocido, en soledad. Con la única compañía de mi sombra.
Oportunidades imprevistas que rompen y trastocan un status quo que tanto me había costado instaurar a mi alrededor; que ponen patas arriba mi estabilidad, mi calma aparente.
El miedo al error atraído por un pensamiento ya calmado tras un arrebato de ego pero necesario para un completo desarrollo personal y profesional. Elecciones, el coste de oportunidad de lo que tomo entre mis manos y aquello que dejo atrás. Un viaje lejos del nido materno, de los acogedores brazos amigos que amortiguan la caída.
En la despedida en la puerta de embarque, con mi capa y mi sombrero y una pequeña maleta vintage, regalo de despedida, semejo un llanero solitario que cabalga hacia aquella zona que nadie conoce ni se atreve a conocer; dónde el cielo y la tierra se convierten en uno: el horizonte del futuro borroso que voy esbozando con cada paso que doy sobre el sonido de mis tacones. 
Si dentro de los must have de la temporada destacásemos no sólo el concepto poncho/capa, sino un artículo que haya sobresalido por encima de los demás, inspirando las prendas de este otoño-invierno sin duda ése sería el poncho de la marca inglesa Burberry, con sus tonalidades que viajan desde tonos fríos como el morado, el azul y el gris; hasta colores cálidos como los tonos tierra (beige), rojo y mostaza. 
Es imposible no enamorarse de ella. Se ha convertido en una de las prendas favoritas de mi armario no sólo porque sea una prenda icónica de esta temporada, sino porque conseguirla fue tan complicado que una vez que la tuve en la mano apenas me lo creía. Primero fiché su versión más "cara" y esperé paciente a la época de rebajas, pero una semana antes de reyes habían desaparecido. Seguidamente me planteé pedirla vía online, pero no lo tenía claro. Y finalmente, cuando ya la daba por perdida, el sábado anterior al día de Reyes, me di de bruces con ella en un puesto de la feria que semanalmente se realiza en el lugar dónde vivo y a un precio inferior a lo que me había propuesto. No me lo pensé y me la autoregalé en el día 6 de Enero. Pronto os enseñaré mi otro regalo, unas preciosas sneakers doradas muy especiales. 
En cuanto a la combinación me decidí por una base compuesta de básicos que todos tenemos en nuestro armario: unos jeans y un jersey en tono crema que elevé mediante mis preciosos zapatos de raso en color mostaza y mi fedora en tono berenjena, dándole todo el protagonista al poncho, pero sin dejar de crear un look elegante y versátil que captase la atención. 
Para el maquillaje opté por una mezcla de verdes y morados marcando la zona del párpado fijo, marcando la mirada y una sombra natural para el resto del ojo. Y en los labios, un color vino. 


                                      
                                   
                                     
                   

Poncho: mercadillo.
Zapatos / Shoes: Zara (old).
Bolso / bag: bimba & lola (old).
Sombrero / hat: H&M (otoño/invierno 2014-2015).


10 comentarios:

  1. Patri, leyendo tu historia de hoy, llego a la conclusión de que has cortado con tu novio. No sé si es realidad o ficción.
    En caso de que sea cierto, no sabes cómo lo siento, esas cosas son de las que cuesta superar y recién salida del nido mucho más.
    Desde luego viéndote, nadie lo diría porque estás ideal con tu capa de imitación y tu sombrero.
    No sé si serás un llanero solitario en versión femenina, pero seguro que la vida te acabará trayendo lo que esperas y haciendo realidad tus sueños.
    Mucha suerte con los exámenes y ánimo que la vida da muchas vueltas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curra, gracias por tus preocupación, pero no mi chico y yo de momento estamos muy bien. Y esperemos que en un futuro siga así ya que si no tendría un verdadero problema con el blog. En la historia quise ponerme en el caso, como tantos otros, derivados de esta crisis de jóvenes que tienen que salir al extranjero buscando una oportunidad, abandonando lo seguro por la incertidumbre. Y esa soledad, porque a pesar de ir con tu pareja implica empezar de cero en amistades y no tienes a mamá al lado en caso de apro. La primera persona es un estilo de narración que se me resiste y por ello parece que soy yo.
      Ojalá el futuro me tenga algo bueno reservado (profesionalmente hablando, porque personalmente puedo declararme feliz :) )
      un beso enorme, Curra!

      Eliminar
    2. Me alegro que sólo fuera ficción y de que todo vaya bien.
      Besos

      Eliminar
  2. Te queda muy linda la capa!! O poncho, je, je! Con el toque del mostaza has redondeado el look! Bss

    ResponderEliminar
  3. The poncho looks great, nice mixture of colours. xoxoxo

    ResponderEliminar
  4. El poncho es puro amor! <3 :)

    http://www.likemannequins.com/

    ResponderEliminar
  5. Esa capa es ideal!y ese sombrero te sienta de lujo :)

    Te espero por mi blog preciosa!

    Besos. Andrea

    http://esmiesconditefavorito.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Tu interpretación del poncho de moda resulta sensacional!!!!
    Un beso enorme
    http://cocoolook.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado lo que has escrito!! Y quizás yo me sienta así en este momento de mi vida, pero sin tener que coger la maleta; del look me quedo con la capa y el maravilloso sombrero que en ese color me ha enamorado!!! Un besazo enorme http://armameblog.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total