Fedora.



Rojo. 
Y en forma de sombrero. 
Y con precio rebajado.
Lo vió en el escaparate y fue un flechazo auténtico, instantáneo. 
Pero en ese momento no tenía el dinero suficiente, así que se decidió a esperar con la creencia de que si aquel precioso accesorio debía ser suyo la esperaría. 
Al final, llamemósle destino, en un viaje -no de placer- se vió paseando un sábado por la milla de oro madrileña y en una tienda de la calle Serrano lo encontró. 
Salió de la tienda balanceando la bolsa de cartón con un conocido galgo negro dibujado, sonriendo; a la vez pesarosa. Ese viaje no lo iba a olvidar jamás por varios motivos. 
El rojo es un color que evoca alegría, vida. Color de la sangre que fluye por el interior del cuerpo y tiñe las mejillas en un rubor fruto de un piropo soez, que a pesar de la insolencia arranca una leve sonrisa. Sin vida, la piel se apaga y se vuelve más blanca y fría. Piel dónde nunca jamás se volverá a reflejar el rojo de la ira, acaloramiento por la mirada del primer amor.
Las prendas encierran historias y este borsalino adquirido en la calle Serrano de Madrid es la encarnación, al mismo tiempo, de la alegría de un viaje relámpago a la capital y a la vez por el más triste de los motivos. Por ello, al ponérmelo, aparece en mí una mezcla de sentimientos encontrados. 
El protagonismo del outfit es compartido a medias por el sombrero -que es el centro de todas las miradas- y la prenda estrella de la temporada: la capa. Negra, de estilo clásico que recuerda a la estética british; no necesita demasiado para crear un look elegante a pesar del básico combo jeans + jersey crudo en versión XXL. 
El punto lady (guantes largos, sombrero y capa) confrontado con el toque "gamberro" de las botas mosqueteras y el bolso mini en glitter con dibujo de una boca carnosa.
El maquillaje en tonos marrones, definiendo la mirada con sombra marrón oscuro tanto en la línea infeior como en la superior y en los labios el labial número 999 de Dior, de tono similar al del sombrero fedora. 
Todas las prendas (a excepción del bolso) son de la temporada pasada, pero están de plena actualidad ;)




                        

Botas mosqueteras/ Over knee boots: Massimo Dutti
Capa/Cape: Otzi
Bolso/ Bag: mercadillo.
Borsalino/ hat: Bimba & Lola.
Jersey XXL/ XXL sweater: Gala.





10 comentarios:

  1. Pero qué guapa Patricia, me encanta este look y el toque del sombrero y los guantes me parece precioso...olé
    Un besazo
    Gema
    http://brujuladeestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Patri, a veces las circunstancias marcan las cosas y los recuerdos nos llevan más allá de la realidad que estamos viviendo.
    Aunque tu sombrero te recuerde la muerte de un ser querido, también tiene el tinte de la vida que tan bien narras y la fuerza de un color y un estilo especiales y no siempre fáciles de conseguir.
    Estás muy guapa con tu conjunto de hoy. Tal como cuentas de plena tendencia, aunque las prendas sean del año pasado.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  3. Ese sombrero tienes que disfrutarlo y dejar atrás las malas coincidencias. Te queda genial y seguro le sacas el partido que se merece. Un besote querida.

    LOS 40 EN BOGA

    ResponderEliminar
  4. me siento muy identificada con tu look de hoy! estás muy guapa! te espero en mi blog! pasate!

    www.ShoesAndBasics.com

    ResponderEliminar
  5. Los preciosos detalles cobran especial protagonismo en este look.....el sombero es divino y te favorece muchísimo...y los guantes me han enamorado!!!
    Un beso, Patricia

    http://cocoolook.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. me encanta la capa, es preciosa!!!

    feliz miércoles
    www.lessismoreblog.com

    ResponderEliminar
  7. El poncho es precioso

    @AndreeaCarro www.MiPerchaPesa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el look con las botas y sombrero!! Perfectaa http://armameblog.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total