Marchand








Que los vestidos lenceros, que fueron tendencia en la década de los noventa, están de moda no es una noticia. Son sexys, desprenden femeninidad y a mí personalmente me encantan por su versatilidad. Aunque no son aptos, en mi opinión para acudir al puesto de trabajo, si nos pueden salvar en esas ocasiones en que tenemos poco tiempo de respuesta y tenemos dos eventos de diferentes características, en diferentes momentos del día. En este post os demuestro como con el cambio de los complementos y algún que otro detalle podemos conseguir dos looks completamente antagónicos. 
El primero modelo lo compone un vestido lencero en crudo al superpuse un jersey de espalda abierta en un tono similar. No es un conjunto, pero al entrar en la tienda me pareció que casaban bien. Para no arrebatarle luz a la base, opté por un collar de estrellas en dorado y mis zapatillas de Zara, que compré para mi viaje a Barcelona y que no he dejado de utilizar. A pesar de ser un look casual, tiene ese punto dulce gracias a las puntillas, por lo que opté por un bolso en tonos blancos y rosa que recuerda al modelo Drew de Chloé.
Para el segundo look simplemente puse sobre el vestido una levita en tono rosa y forro gris que le da austeridad al toque sexy del vestido lencero. Como calzado unos mules en blanco y negro, que a pesar de ser zapato de tacón, tiene ese toque sport que lo hace muy combinable en el día a día. Como punto rompedor, mi nuevo clutch de flamencos que llevaba esperándome en una tienda cercana a mi oficina meses y que por fin me decidí a adquirir. No me arrepiento: ¡me encanta!
Para mi maquillaje algo muy natural y con mucha luz: sombras en tonos vainilla y dorados y delineado con una sombra marrón mate; y en los labios, un brillo en tono rosa que aporta mucho brillo y jugosidad a la boca. 







 




First look / Primer look:
Vestido lencero / slip dress; jersey / sweater: El vestidor de la Piedra
Bolso / bag: El mercadillo de Sofía
Zapatillas /sneakers: Zara

Second look / Segundo look:
Vestido lencero / slip dress: El vestidor de la Piedra
Bolso / bag: The code (vía Baiona Vintage)
Mules: Calvin Klein
Abrigo / coat: Rosa


3 comentarios:

  1. No puede gustarme más ese vestidito lencero Patri, estás preciosa! Respecto a las combinaciones, yo personalmente me quedo con la primera, la utilizaría un montón al ser más de día a día, pero por otra parte el clutch de flamencos y el abrigo rosa me tienen enamorada...

    Un beso enorme!

    https://kiwilemonblog.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Me encanta como llevas el vestido lencero en los dos looks!!!! El primer look es muy muy romático y el segundo muy sexy!!! Guapísima!
    Un beso enorme Patri!
    https://www.bloglovin.com/blogs/donkeycool-4487669

    ResponderEliminar

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total