Machine à temps -cinque-

Lo mío con el tul viene ya de lejos.
Ya en pre-escolar me calcé mis primeras zapatillas de ballet. Y el tutú se convirtió en normal en mi vida. De mayor, esa tendencia es una constante. Y creo que es una enfermedad (no peligrosa) que no se me va a quitar. ¡Tampoco quiero que se me quite!
La foto que os enseño esta semana pertenece a una de las mil que debieron sacarme mis padres y abuelos en un festival de fin de curso, en el año 1996, colegio Concepción Arenal de A Coruña. Actuaciones de ballet, baile gallego y gimnasia rítmica. Si, si, lo mío es el baile. Y, en contraposición, el outfit escogido para la pasarela del Morrazo, que tuvo lugar el pasado día 19 de Septiembre en Moaña. Un look romántico, aniñado, de muñequita pepona totalmente antagónico al más actual, con ese toque entre rockero y militar suavizado por los Manolos en azul eléctrico.

Falda tul / tulle skirt: La caja de Pandora


1 comentarios:

  1. Estás preciosa, y de peque eras una auténtica monada. Yo también hice baile durante toda mi vida y, aunque concretamente el ballet nunca lo probé (...me hubiese encantado...), el tul siempre ha sido uno de mis tejidos favoritos. Aún no me he atrevido a comprar ninguna falda así pero viendo lo bien que te queda me lo voy a replantear...jejeje Hiciste muy bien en comprarla en ese tono, viéndotela puesta creo que me gusta incluso más que la verde que vimos en el desfile. Un 10.
    Un beso enorme patri!

    kiwilemonblog.blogspot.com

    ResponderEliminar

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total