Machine à temps -quatre-

Una cosa es inspirarse en una foto, en el look elegido por la persona fotografiada. Pero... ¿La pose?
¿Será el subconsciente? ¿Casualidad?
Una foto de los años 50 contras las fotos del primer aniversario del blog.
Juro por lo que más quiero que la he encontrado a posteriori. ¿Será que nos posee el espíritu del turbante?
Hemos entrado oficialmente en el otoño y que mejor manera para despedirnos del verano —o lo poco que ha existido de él en Galicia— con estas fotos llenas de color y vida, que irradian luz y felicidad. Podéis disfrutar nuevamente de esta sesión en el post llamado Debut.
Y esta estación promete ser tan o más boho que la anterior: flecos, turbantes, tendencia setentera, plumas... Para mí el turbante, que tuvo su máximo explendor en la década de los años 20, es una prenda elegante y que da un toque diferente a cualquier look.
Haceos con uno, porque son imprescindibles.
Y el que no pueda o tenga miedo a comprarlo y que se quede en el armario, que se coja un fular y se lo ate a la cabeza. Al mirarse al espejo lo amara u odiara ;)


Vestido / dress: Zara
Turbante / turbant: Hermes vintage


3 comentarios:

  1. El vestido me encanta y el turbante te sienta de lujo!!! Estás súper estilosa!!!
    Un beso Patricia

    ResponderEliminar

 

Google+ Followers

Páginas vistas en total